Lo que debes saber para hagas fácilmente tu presupuesto anual

Lo que debes saber para hagas fácilmente tu presupuesto anual

presupuesto-g

Si ya estás viendo cuáles serán tus propósitos y retos para 2017, entonces es un buen momento de que armes tu presupuesto anual, que te ayudará a lograr tus metas y cuidar tu dinero.

Hacer un presupuesto te permitirá entender en qué gastas y con base en ello, planificar cómo utilizarás esos recursos de una manera más provechosa, como eliminar tus deudas o viajar a donde siempre has querido.

Para crearlo necesitas seguir estos pasos:

Elabora un diagnóstico

Te permitirá ver si estás gastando de más o si tienes controladas tus deudas y gastos respecto a lo que ganas. Esto te ayudará a identificar qué gastos podrías cortar para equilibrar tu situación financiera.

Es necesario que primero registres y analices cómo se encuentran tus finanzas personales, identificando tus gastos e ingresos.

– Gastos:

Ya sea en una libreta o app móvil, durante un periodo de entre uno y tres meses, anota cada uno de tus gastos (sin excepción). Considera los que no haces cada mes o semanalmente, como la tenencia, impuestos y, aunque no es un gasto como tal, detalla cuánto destinas al ahorro.

Es necesario que clasifiques cuáles de esos gastos son fijos, como la renta o la luz, y aquellos que son variables como tus salidas al cine o algún fondo de emergencias.

Una vez que tengas todo registrado, realiza una lista jerarquizando cada uno, desde los indispensables, hasta aquellos que consideres poco necesarios. Así podrás ver qué elementos puedes sustituir o eliminar para destinar esos recursos a algún otro fin.

Agrega tus deudas, tu tarjeta de crédito, las compras a meses sin intereses, la hipoteca o el financiamiento de tu carro.

– Ingresos

Haz una lista de todas tus fuentes o actividades que te generen ingresos mensualmente y la cantidad. Recuerda considerara prestaciones como aguinaldo, prima vacacional, utilidades o algún trabajo extra.

Una vez que compares tus gastos con tus ingresos y te des cuenta de cuál es tu situación, podrás comenzar a planear.

En caso de que tus gastos sean mayores a lo que ganas, existen diversas opciones para resolverlo.

Si necesitas reducir tus gastos, ¡no te desanimes! es más sencillo de lo que piensas. Empieza por reducir o eliminar compras frívolas, o preparar tus alimentos en lugar de comer fuera.

Si aun reduciendo tus gastos y eliminando tus caprichos no te alcanza, entonces tal vez debas pensar en buscar otros ingresos.

– Metas:

Enlista tus metas a corto, mediano y largo plazo. Ya sea comprarte un nuevo smartphone, visitar París o comprarte tu primera casa. Haz un estimado de la cantidad que necesitarías para lograr cada uno de tus objetivos o comenzar con tus proyectos más ambiciosos.

El presupuesto anual, manos a la obra

Es necesario que enlistes y clasifiques en un formato de tu preferencia los siguientes rubros.

1. Ingresos. Con base en tu diagnóstico elabora un formato que te ayude a ordenar tus ingresos por mes, clasificando tus fuentes y la cantidad, correspondiente con cada fecha. Por ejemplo, el aguinaldo necesitarías considerarlo en el mes de diciembre, antes del día 20.

2. Objetivos. Repite la misma operación, en un formato similar al de ingresos, y enlista cada meta y asígnales un monto mensual de tu ingreso, para que en cierto tiempo que tu hayas considerado, logres la cifra total.

Por ejemplo, si tu meta es un viaje a la Riviera Maya que cuesta en total 15 mil pesos y tienes 12 meses para ahorrar, entonces tendrías que guardar 1,250 pesos mensuales.

En caso de que necesites ayuda para calcular la forma de lograr tus metas, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) cuenta con un simulador que te ayuda a definir cada detalle con base en tus ingresos y otros puntos a considerar.

3. Gastos fijos. Desglosa los costos de forma mensual, aunque no varían mucho, trata de considerar la posible alza de algunos precios, como el de la gasolina.

Coloca en este apartado la cantidad que planeas ahorrar en rubros como tu fondo de emergencias, Fondo para el retiro u otro, para que determines un monto y fechas específicas.

También puedes considerar pagos como la tenencia o el predial que puedes ir apartando dinero mensualmente para que al llegar el momento de pagarlo no tengas que soltar una fuerte cantidad de un solo golpe.

4. Deudas y créditos. Coloca los montos de aquellas deudas que tengas diferidas a meses sin intereses o las que necesites  pagar en cierta fecha en específico.

5. Gastos variables. Destina una cantidad específica que te pueda servir para este tipo de gastos de acuerdo a tu estilo de vida, como salidas con amigos, conciertos, ir al cine, entretenimiento, que si bien no es un monto fijo, sí te ayude a limitarte y no aplicar el “tarjetazo” en algo que no tenías considerado gastar.

Al llenar cada concepto podrás tener mayor claridad sobre como distribuirás y administrarás tu dinero a lo largo del año.

Si nunca habías llevado un presupuesto, es recomendable que cada semana o cada mes le dediques unos minutos a revisar y actualizar el documento respecto a lo que observes que necesite ajustes o simplemente evalúes qué tanto haces caso a tus previsiones.

También es conveniente que revises si hay aumentos o descuentos a tus gastos fijos para que actúes y decidas qué hacer antes de que afecte a tu presupuesto por completo.

A unas semanas de que termine el año y aprovechando que vas a recibir tu aguinaldo, te conviene planear tus finanzas para empezar el año con el pie derecho.

 

Fuente: Excélsior

Share this post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *