Conoce la mejor forma de invertir el aguinaldo

Conoce la mejor forma de invertir el aguinaldo

 

aguinaldo_1

Una de las prestaciones laborales más esperadas por muchos los trabajadores mexicanos, un dinero extra que recompensa el esfuerzo profesional realizado durante el año.

Esta es una oportunidad para administrar de la mejor forma el recurso extra, pues la mayoría de las veces lo gastamos en cosas que no son necesarias, incluso, hay veces en las que ya está destinado desde antes de recibirlo para pagar deudas y así como llega se va; sin embargo, el aguinaldo es un ingreso adicional que no debería estar comprometido. Debemos ser sabios al determinar en qué lo vamos a ocupar y no malgastarlo.

Podemos aprovechar este dinero para un fin mayor que a largo plazo pueda darnos grandes beneficios, incluso puede servir para lograr una meta financiera destinada al retiro o a la educación de tus hijos. Esto se puede lograr si al menos el 30% del aguinaldo lo invertimos en un seguro de ahorro.

Aunque sólo el 36% de los mexicanos tiene el hábito de ahorrar, de acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera, esta es una oportunidad para que comiences a ver más allá del hoy y puedas prepararte financieramente para lo que viene.

Los seguros de ahorro brindan beneficios adicionales como un seguro de vida, asesoría financiera, protección a través de un fideicomiso e inversiones reguladas, incluso, además de la aportación mensual fija, en cualquier momento, es posible dar aportaciones adicionales para incrementar el ahorro. Cabe resaltar que la edad máxima de permanencia del ahorro es hasta los 65 años de edad.

Este tipo de productos también cuenta con beneficios fiscales; por ejemplo, las contribuciones voluntarias al ahorro son deducibles de impuestos. De acuerdo, con el artículo 151 de la nueva del Impuesto sobre la Renta (LISR), el monto de la deducción por ahorro será de hasta 10% del ingreso del trabajador y como máximo 4 veces el Salario Mínimo General (SMG) elevado al año del área geográfica donde viva la persona; es decir, en el momento en que voluntariamente la persona contribuye a su ahorro, fiscalmente también puedes verse beneficiado.

Si bien existen muchas formas de usar el aguinaldo, la mejor es poder invertirlo ahorrándolo y sobre todo que éste ahorro quede protegido ante cualquier eventualidad, como pudiera llegar a ser el fallecimiento del titular o por si queda sin trabajo.

Esto es parte de la prevención financiera que es clave para el bienestar económico de tu hogar, no dejes pasar la oportunidad de echar a andar y redituar ese ingreso adicional que con tanto esfuerzo te has ganado.

 

Fuente: Mundo Ejecutivo.

Share this post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *