Lo que debes aprender cuando empiezas a ganar dinero

Lo que debes aprender cuando empiezas a ganar dinero

Cuando se logra entrar al mundo laboral y se comienza a recibir un sueldo, es común que no se tenga muy claro en qué destinar el dinero recién ganado.

Son muchas las opciones, salir a celebrar con tus amigos, comprar aquello que siempre has querido. 

Sin embargo, corres el riesgo de vaciar tus bolsillos, sin realmente aprovechar mejor esos recursos que has ganado con tu esfuerzo en tu primer empleo.

Tal vez tu primer sueldo no sea muy elevado y no te alcance para todo lo que deseas, pero es el mejor momento para que aprendas a administrarlo y adoptes buenos hábitos. 

Aunque vale la pena darse uno que otro gusto, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) muestra algunos aspectos que puedes considerar para tener unas finanzas sanas desde el principio de tu vida productiva.

Identifica tus necesidades

Antes de gastar en lo primero que se te ocurra, es recomendable que primero te preguntes qué es lo que realmente necesitas.

¿Cuánto gastarás en alimentos, transporte u otros gastos que necesites cubrir?

Es tu gran oportunidad de armar tu presupuesto con base en cada aspecto de tu vida en el que requieras gastar, invertir y ahorrar.  (Ve cómo armar tu presupuesto anual aquí)

Mantén un porcentaje fijo para tus gustos

Aunque es importante que cuides tu dinero, considera que como parte de tu presupuesto también puedes destinar un porcentaje fijo para darte uno que otro gusto, así podrás disfrutar de lo ganado con tu esfuerzo y a la vez no afectar tus finanzas.

No abuses del crédito o las deudas

Al contar con ingresos propios, finalmente podrás solicitar tu primera tarjeta de crédito y comenzar a crear un historial crediticio que te permita conseguir otro tipo de beneficios a mediano y largo plazo.

Sin embargo, debes informarte sobre el uso de estos productos financieros.

Recuerda que no se trata de dinero extra, sino de recursos que te pueden servir para realizar compras a plazos.

En la mayoría de los casos necesitarás estar al pendiente de tus fechas de pago, los intereses por cada compra y con cuánto dinero cuentas para poder realizar este tipo de gastos.

Ahorra

La Condusef recomienda que destines entre 15 y 20% como mínimo de tu sueldo para ahorrar.

Es importante que una vez que sepas cuánto destinarás, te comprometas a respetarlo y guardes siempre esa cantidad ya sea de forma mensual o quincenal.

Te será más fácil ahorrar si tienes una meta clara para lo que quieras ahorrar; ya sea para crear tu primer fondo de emergencias o para tus futuras vacaciones.

Para convertir el ahorro en un hábito, aplícalo desde la primer día que recibes tu sueldo. Si esperas más, es probable que se cruce el fin de semana o que se te haga fácil gastarlo en algo más.

Recuerda destinar una cantidad para tus aportaciones voluntarias para tu retiro, entre más pronto te acostumbres, mejores condiciones tendrás al momento de jubilarte.

Establece metas básicas

Considera plantearte metas a corto, mediano y largo plazo de acuerdo con tus necesidades. 

Puede ser que te interese viajar a algún destino exótico o más adelante comprarte una casa o un auto.

Lo importante es que tengas lo más claro posible tus objetivos, para poco a poco armar y ejecutar el plan que te permita lograr lo que te propongas. Y qué mejor momento que cuando recibes tus primeros ingresos.

Protégete

Al presentarse un imprevisto, la mayoría de los mexicanos se ven en la necesidad de endeudarse, lo que afecta severamente a su economía.

Además de contar con un fondo para emergencias, la Condusef recomienda que cuando comiences a ganar dinero, te informes sobre el tipo de seguros que te permitan proteger tu patrimonio y así evites sorpresas desagradables.

En México sólo el 24.8% de los adultos cuenta con algún tipo de seguro.

Share this post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *