Sugieren que el tema de las inversiones se enseñe desde la niñez

Sugieren que el tema de las inversiones se enseñe desde la niñez

Si se quiere mejorar el nivel del país en materia de cultura financiera, los niños son pieza clave, y enseñarles a ahorrar es importante, pero no suficiente; necesitan ser instruidos para que hagan crecer su dinero.

Mientras más temprano los niños comiencen a entender conceptos como el ingresos, gasto, ahorro e inversión, mayores serán las posibilidades de que se conviertan en adultos con inteligencia financiera.

¿Por dónde empezar a inculcar el hábito?

Una de las primeras recomendaciones es darle al pequeño dos frascos, uno de ahorro y otro de inversión; en el primero el infante ahorrará y podrá retirar cuando lo desee, mientras que en el segundo, el niño hará un depósito y se comprometerá a retirarlo hasta cierta fecha. Otra lección para inculcar la importancia de que los demás confíen en ellos al prestarles dinero, es enseñándoles a cumplir en tiempo y forma sus compromisos financieros, lo que los llevará, a largo plazo, a ser buenos sujetos de crédito.

Los miembros de la familia también tienen un rol esencial en la educación financiera de los pequeños, ya sea al llevarlos al súper para enseñarles a no hacer gastos innecesarios, hasta invitarlos a participar en la elaboración del presupuesto mensual del hogar, lo que les servirá para desarrollar habilidades en el manejo de dinero.

Hacer que nuestros hijos adquieran una noción del valor de las cosas y que entiendan la diferencia entre comprar por gusto y por necesidad es la clave de todo.

Es importante explicar a los niños términos clave sobre el tema, hacerlos comprender la importancia de comprar e invertir, involucrarlos en las finanzas del hogar y enseñarles a comprar y resolver con ellos los problemas financieros para que aprendan que todo error tiene solución.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2015, a 66.2% de la población se le enseñó a ahorrar desde que era menor de edad, principalmente por parte de sus padres (90.4 por ciento).

A 59.2% se le inculcó el hábito con el uso de una alcancía, mientras que a casi tres de cada 10 niños se le enseñó a ahorrar hablándole sobre la importancia de hacerlo.

En el 2015, 39.2 millones de niños integraban la población infantil en México, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

 

Con información de: El Economista.

Share this post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *