Piense en el futuro de sus hijos; seguro educativo, opción

Piense en el futuro de sus hijos; seguro educativo, opción

En México, el acceso a la educación universitaria no es algo que esté disponible para todo el mundo por diferentes circunstancias, por lo cual es importante que las familias planeen la educación de sus hijos.

Los cupos que existen actualmente en las escuelas públicas son limitados, por lo cual el ahorro para la educación de los hijos se vuelve un tema fundamental. Es importante que la gente pueda tener una previsión, un ahorro para cubrir los costos que representa la educación al momento en que los hijos llegan a la universidad.

Además, hoy en día ya no es suficiente contar solamente con una carrera universitaria, sino que también es necesario estudios de posgrado como especialidades, maestrías y doctorados.

Cuando nacen los hijos, una de las primeras cosas que se deben hacer, además de comprar bienes o insumos, es empezar a planear la educación de éstos. La obtención de este seguro y el ahorro se deben realizar lo más pronto posible, para que así el tiempo juegue a favor de las familias y el dinero que destinará para este fin genere rendimientos importantes.

Una de las mejores herencias es brindarle las herramientas necesarias para hacerle frente a la vida, y la educación es una de ellas.

 

Los seguros, en general, tienen una baja penetración en el país y si éstos se aterrizan a los productos educativos, la penetración es todavía menor son pocas las familias que se preocupan por tener un ahorro que sea específico para la educación de sus hijos.

Estos seguros se pueden encontrar dos bondades; en primer lugar, la protección integral que ofrecen no sólo en término de ahorro, sino también ante alguna eventualidad, como el fallecimiento o invalidez de los padres. El seguro está creado para que si llega a haber alguna eventualidad, el ahorro no se vea afectado y, al cumplir los 18 años, el hijo reciba el dinero íntegramente.

Además, otra de las bondades es no perder el valor adquisitivo del dinero, sobre todo porque año tras año los costos de las universidades aumentan, lo que vuelve aún más importante que el ahorro también lo haga.

 

Con información de: El Economista.

Share this post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *