¿Por qué los universitarios deben aprender a ahorrar antes de salir al mundo real?

¿Por qué los universitarios deben aprender a ahorrar antes de salir al mundo real?

como-ahorrar-dinero-estudiantes

La universidad suele ser una de las mejores etapas para construir amistades y adquirir una serie de conocimientos básicos que perdurarán toda la vida, pero puedes comenzar a ahorrar y alcanzar múltiples objetivos.

Los padres dicen:  “tu única obligación es estudiar”. Aunque esto es cierto y hasta un poco obvio,  prepararse para salir al mundo real y enfrentar preguntas como dónde trabajar, qué coche comprar y cómo financiarlo, estudios de posgrado, intercambios académicos o trabajar y estudiar al mismo tiempo, hasta elegir un fondo de inversión, comprar una casa o ahorrar para el retiro, son decisiones que implican planeación sobre destinar u obtener un valor monetario esperado.

Pocas personas son “ahorradoras natas”, y lo hacen porque lo ven en casa, con sus papás y abuelos; sin embargo, estas personas tienden a tomar decisiones subóptimas, es decir, ahorran pero no invierten ni diversifican adecuadamente.

En otras palabras, crecen ganando poco: si hubiesen planeado comprar una casa desde el primer empleo, hubiesen comprado una más adecuada; si hubiesen planeado el retiro desde el primer empleo y ahorrado voluntariamente, tendrían una vida en la vejez más cómoda.

Una encuesta realizada para jóvenes mexicanos entre 15 y 29 años reveló que 54% no lleva ningún registro de gasto, deudas o ingresos, y aunque su principal meta es comprar una casa y cuentan con claridad sobre la importancia del ahorro, no ahorran.

Otro resultado interesante es que entienden la diferencia entre ahorro e inversión, pero desconocen qué instrumentos existen; por ejemplo, 88% de los jóvenes no conocen los fondos de inversión, 89% las acciones de la bolsa de valores y 75% las inversiones a plazos o pagarés, de acuerdo con la encuesta Cultura financiera en los jóvenes en México Banamex-UNAM.

Los jóvenes no tienen conocimientos financieros porque no tienen dónde aprenderlos, sobre todo ante un escenario de mercados financieros más complejos y sofisticados.

Para cualquier país, la instrucción financiera de los jóvenes es importante porque las decisiones que tomen en su futuro impactarán indudablemente en el desarrollo y el crecimiento. Por ello se requieren acciones, estrategias educativas y políticas públicas acordes a sus necesidades.

De acuerdo con la Conapo y el Inegi, en México existen 31.8 millones de jóvenes entre 15 y 29 años, según una proyección de Conapo. En 2016 representan 26% de la población total y en 2050 representarán 20%. Éstos serán los adultos mayores próximos a pensionarse.

En el futuro, la impartición de educación financiera desde edades tempranas ayudará a sopesar la baja cobertura de las pensiones relacionada con la dinámica en el mercado laboral formal, pues fomentará la importancia de la planeación financiera. Actualmente, la cobertura en pensiones abarca aproximadamente a 35% de la población ocupada, básicamente porque un alto porcentaje de las personas trabajan en la informalidad (57%).

En este sentido, una de las metas de los jóvenes del mañana será contar con un plan de pensiones (sea Afore, plan privado de pensión o plan personal de retiro) que los acompañe durante su vida laboral activa.

 

 

Fuente: Forbes México.

Share this post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *