Consejos financieros que cualquier mujer agradecerá a los 50

Consejos financieros que cualquier mujer agradecerá a los 50

Una mujer empoderada es aquella que tiene unas finanzas sanas y sabe que puede estar tranquila ante cualquier eventualidad, pues su cartera está preparada.

La llegada de un hijo, un embarazo, desempleo o algún imprevisto son momentos en los que se necesitan fuertes cantidades de dinero para respaldarse y, para no depender de nada ni de nadie, es imprescindible tener una cartera sana.

Resuelve tu deuda realizó una encuesta a 100 mujeres de entre 23 y 35 años sobre sus hábitos financieros y, con base en los resultados de ese estudio, te compartimos seis consejos financieros que agradecerás algún día.

Adquiere ya un seguro de gastos médicos mayores

El 78% de las mujeres que participaron en el estudio no cuenta con un seguro de gastos médicos mayores. Si bien es cierto que las clínicas particulares son de ayuda para enfermedades menores, un accidente es difícil de enfrentar desde todos los ámbitos, y el financiero no es la excepción.

Cubrir gastos médicos por hospitalización, rehabilitación o incluso cirugía puede descapitalizarte y crear un déficit en tu presupuesto que puedes tardar varios meses en reparar. Existen en el mercado muchas opciones de seguros de gastos médicos mayores; busca una póliza que se adapte a tus necesidades y ajusta tu presupuesto para que la contrates cuanto antes.

Ahorra POR LO MENOS el 10% de tu sueldo mensual

El 42% de las mujeres participantes dijeron ahorrar menos del 5% de su ingreso mensual, mientras que el 43% dijo destinar del 10 al 20% a entretenimiento. Aquí nos damos cuenta de que el ahorro no es un tema de ingresos, sino de planeación.

Ten siempre en cuenta que un cafecito menos, un sábado en casa de vez en cuando o un par de zapatos que te resistas a comprar, significan un poco más de tranquilidad durante tu retiro. Una distribución sana de tu ingreso sería ahorrar por lo menos el 10% y gastar el mismo porcentaje en entretenimiento. De aquí viene el siguiente consejo:

No utilices tu tarjeta de crédito como una extensión de tu sueldo

El 25% de las mujeres que encuestamos no realiza un presupuesto mensual, es decir, no tiene control sobre sus gastos. Parece tentador “pasar la tarjeta” los fines de semana, en cumpleaños, cenas con los amigos, temporada de rebajas, etc. No queremos decirte que no te des tus gustos de vez en cuando, pero siempre ten muy en cuenta tu capacidad de pago.

Recuerda que una tarjeta de crédito bien administrada puede ser tu aliada mes a mes, pero una falta de planeación terminará en caos. Utiliza tu crédito sabiamente y recuerda evitar en la medida de lo posible pagar sólo los mínimos. Considera que tu deuda mensual no debería ser mayor del 10% de tu ingreso, en caso contrario, corres el riesgo de caer en un problema de sobreendeudamiento.

Comienza a pensar a futuro

¿Sabías que el dinero que recibirás de tu Afore al momento de tu retiro equivale, en promedio, al 30% de lo que ganas actualmente? Es decir, si hoy ganas 10,000 pesos, al momento de retirarte recibirás 3000 con los que deberás cubrir todos tus gastos. Aun así, el 70% dijo no tener un plan de ahorro para el retiro. Si este es tu caso, levántate de donde estás y comienza a buscar asesoría para crear un plan que te sirva para estar tranquila durante tu vejez.

Nadie quiere tener que trabajar después de los 60 años, ¿verdad?

Toma conciencia de los gastos hormiga

En este estudio encontramos que el cuarto rubro al que las mujeres le dedican la mayor parte de su ingreso es el gasto hormiga, incluso por encima de ahorro, educación y salud.

Te invitamos a que hagas un ejercicio de conciencia y apuntes durante una semana todos los gastos hormiga que realizaste: el café de la mañana, la barrita de medio día, la propina del lavacoches, chicles, botellas de agua, estacionamientos, etc., te vas a sorprender al ver cómo tu dinero se fuga todos los días.

Procura siempre tu independencia financiera

Tu independencia financiera nunca debería estar en riesgo. Interésate en tu futuro, pide informes y toma decisiones que te beneficiarán a largo plazo. El mejor consejo que podemos darte es que ya no basta con que ahorres, procura también invertir tu dinero.

Si ya trabajaste para ganarlo, haz que trabaje para ti y que te genere rendimientos.

 

Fuente: Excélsior.

Share this post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *