De este modo puede vivirse la jubilación con un millón de dólares

De este modo puede vivirse la jubilación con un millón de dólares

Para la mayoría, la palabra “millonario”, término acuñado en el siglo XVIII, se traduce en riqueza abundante y estilos de vida extravagantes. Tener estés cantidad de dinero alguna vez representó un boleto hacia una vida desahogada. Hoy en día, gracias a la inflación, los aumentos en el costo de la vida y los cambios en el estilo de vida, retirarse con un millón de dólares no resulta difícil. Ahora bien, se requiere un presupuesto inteligente para asegurar que este dure por los años restantes de un jubilado.

Aunque no provee el estilo de vida suntuoso de años pasados, tener un millón de dólares para la jubilación es todavía una bendición. Muchos jubilados no tienen nada o casi nada en activos líquidos y tienen que depender de los beneficios del Seguro Social para pagar las facturas cada mes. Esta es una gran razón por la que la tasa de pobreza para los mexicanos de 65 años de edad y más es alarmantemente alta.

Un jubilado con exactamente un millón de dólares puede no estar pasando mucho tiempo en los lugares turísticos de moda. Pero invertidos con inteligencia, esta suma debería asegurar que él o ella pueda vivir en una típica ciudad grande sin preocuparse por la pobreza o la imposibilidad de pagar las cuentas.

Echemos un vistazo más de cerca a dos de las estrategias clave que jubilados astutos emplean para estirar un millón de dólares durante los años de jubilación. Una técnica es comprar una anualidad inmediata, que convierte la suma global del jubilado en un cheque de pago mensual garantizado para el resto de su vida. Otra es invertir el dinero en una cartera estándar, típicamente diversificada con inversiones en fondos mutuos, acciones y bonos, y luego retirar un porcentaje fijo de esa cartera cada año para pagar los gastos de subsistencia.

Anualidades Inmediatas

Lo Bueno

Para los jubilados que se preocupan por no quedarse sin dinero en algún momento, una anualidad inmediata ofrece tal vez la característica más atractiva de cualquier producto de retiro: un flujo de renta fija que está garantizado para toda la vida, ya sea que el comprador muera un día después de comprar la anualidad o viva hasta los 12 años.

Las anualidades inmediatas son vendidas por compañías de seguros. No se clasifican como inversiones, sino como contratos mediante los cuales el jubilado coloca una suma a determinado plazo, lo que atrae intereses. El saldo principal e intereses de la anualidad se amortizan con una serie de pagos fijos y regulares al jubilado. Un par de factores determinan los montos de estos pagos. Una es las tasas de interés predominantes; cuando las tasas de interés son altas, las anualidades pagan más. El otro factor es la esperanza de vida del jubilado. Cuanto más se espera que viva, más bajos serán los pagos mensuales. Por esta razón, las mujeres, que generalmente sobreviven más que los hombres, reciben cheques de anualidad más pequeños en un balance similar.

Mientras que la esperanza de vida se utiliza para calcular las cantidades de los beneficios, los cheques no dejan de venir una vez que la edad se alcanza y el saldo de la anualidad se amortiza. Por el contrario, el jubilado recibe cheques mientras él o ella vive. Comprar una anualidad inmediata es como comprar una pensión. Usted cambia una suma global para la compañía de seguros prometiendo pagarle por el resto de su vida.

Una anualidad es esencialmente un seguro contra sobrevivir el dinero, con la compañía de seguros asumiendo el riesgo de que el individuo viva demasiado tiempo. Un jubilado que prioriza la paz de la mente en este sentido, sabiendo que sus padres y abuelos vivieron todos a 100, debe considerar una anualidad

Lo Malo

Las anualidades presentan dos desventajas distintas: el tratamiento tributario y la liquidez. Mientras que la mayoría de los ingresos de inversión obtenidos durante un largo período se grava a las tasas de ganancias de capital a largo plazo, las anualidades se gravan a las tasas de ingresos ordinarios. La diferencia entre los dos depende de la cuota de impuestos del inversionista; podría ser inmaterial, pero también podría ser significativo. Para una fuente de ingresos altos, la tasa impositiva ordinaria más alta, a partir de 2016, es 39.6%. Las ganancias de capital a largo plazo, por el contrario, nunca se gravan en más del 20%.

El otro problema con las anualidades, es que los propietarios se limitan efectivamente a sus cheques mensuales. Comprar una anualidad inmediata cuando las tasas de interés son todavía relativamente bajas no es una buena idea, especialmente con las altas comisiones iniciales y los costos de rendición asociados con las anualidades, porque los pagos fijos serán bajos y no aumentará, incluso si las tasas de interés suben. Además, no puede retirar un monto grande de la anualidad, como para una emergencia o una compra importante, sin incurrir en sanciones.

Se trata de prioridades. Si tener ingresos de por vida es la prioridad más grande para un jubilado que tener acceso a su dinero en su totalidad, una anualidad podría ser la mejor opción. De lo contrario, los jubilados deben buscar otra opción o al menos no invertir la totalidad o la mayoría de sus fondos de jubilación en una anualidad.

Cartera Tradicional

Lo Bueno

Otra estrategia para hacer un millón de dólares para la jubilación es colocar el dinero en una cartera diversificada y retirar un porcentaje establecido por año, indexando esa cantidad a la inflación. Muchos jubilados que utilizan esta estrategia siguen la regla del 4%. Retiran 4% el primer año, o $40,000 y viven con esta cantidad. El segundo año, sacan el mismo 4% más la tasa de inflación para ese año. Si la inflación era del 2%, la retirada del segundo año sería del 102% de $40,000, o $40,800. El tercer año sigue el mismo patrón, y así sucesivamente, con el jubilado siempre sacará un 4% más la tasa de inflación acumulada. Proyectando hacia el futuro, las tasas de interés y el ambiente de inflación de 2016, un jubilado puede hacer fácilmente u  millón durante más de 30 años usando esta estrategia.

“Una cartera diversificada a nivel mundial permite a los inversores equiparar su capacidad de riesgo individual con su exposición individual al riesgo, ofrecer flexibilidad en términos de acceso a su dinero, ofrecer flexibilidad en términos de exposición fiscal y ofrecer tasas de desembolso potencialmente superiores a las que proporcionan los productos en el mercado de seguros. Mientras que la regla de retiro del 4% es un buen comienzo, por lo general pueden permitirse del 5% al ​​6% si se diversifican a nivel mundial con inclinaciones hacia las fuentes conocidas de rendimiento esperado, como las acciones de pequeña capitalización y valor”, de acuerdo con  Mark Hebner , Presidente y Fundador de Index Fund Advisors, Inc., y autor de “Fondos de Índice: El Programa de Recuperación de 12 Pasos para Inversionistas Activos”.

Lo Malo

La principal desventaja de la estrategia de cartera tradicional es que, lamentablemente, no existe ningún método para proyectar con certeza los rendimientos del mercado futuro o las tasas de inflación. Los años posteriores a la Gran Recesión han sido excelente para las acciones y fondos mutuos, e igualmente buena en lo que respecta a la inflación baja. Sin embargo, un bear market prolongado o un período de inflación inusualmente alta (los años setenta representaban ambos) hace que el millón de dólares de un jubilado se evapore mucho más rápidamente si se invierte usando la estrategia descrita anteriormente.

En Resumen

Invertir un millón de dólares en una cartera tradicional y tomar retiros anuales le da a un jubilado más flexibilidad con dinero que comprar una anualidad. Los rendimientos de los fondos mutuos, históricamente, han sido más fuertes que los rendimientos de anualidades. Y en un entorno de baja tasa de interés, como el actual, las anualidades van a tener tasas de pago menos generosas que en los momentos en que las tasas de interés son más altas. Por otra parte, una anualidad ofrece a un jubilado la característica que una cartera tradicional no, una garantía real de que él o ella nunca sobrevivirá a su dinero.

Fuente: Investopedia.com

Share this post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *