Editorial Épity: Hombre Clave, un activo intangible a cubrirse como riesgo en tu empresa

Editorial Épity: Hombre Clave, un activo intangible a cubrirse como riesgo en tu empresa

El éxito de todo negocio depende de los hombres y mujeres que trabajan en él. Sus habilidades, talentos y experiencia son los valiosos “activos intangibles” cuyo peso en la contribución al éxito del negocio sobrepasa el de los ladrillos, equipo, cuentas e inventarios disponibles. Si bien es cierto que si éstos activos “tangibles” se perdieran total o parcialmente, mediante mucho esfuerzo o el traslado del riesgo de su pérdida –contratando un seguro-, sería factible sustituirlos nuevamente, no así en el caso del personal clave, ya que su pérdida (adjudicada a muchas y muy variadas razones) podría inclusive significar el fin de la empresa. Hoy, como siempre, cualquier negocio que se encuentre activo cuenta con “hombres y mujeres clave” y la pérdida que representa una persona clave puede ser más grave que la causada por un incendio, una inundación u otro tipo de catástrofe.

Ya sea que el negocio sea una sociedad, una corporación o de un solo propietario habrá personas clave tales como: el fundador que construyó el negocio; el ejecutivo quien formula y lleva a cabo las políticas; el ingeniero quien programa y supervisa la producción, el tesorero quien planea los presupuestos, arregla las finanzas y controla los costos; o el gerente de ventas quien analiza el mercado y promueve la venta de los productos o servicios, o simple y llanamente el socio capitalista cuyos recursos son fundamentales. El conocimiento, liderazgo, experiencia, juicio y las relaciones de esas personas claves son lo que hace que las cosas sucedan productivamente e inciden de una manera significativa si consideramos que la estructura de una gran cantidad de negocios que hoy operan se encuentran en fases evolutivas* que ocasionan que todo el “know-how” o gran parte del mismo, sea responsabilidad de unos cuantos.

La muerte de una persona clave puede traer graves consecuencias para el negocio. Los créditos pueden ser restringidos sustancialmente, o peor aún, si la persona clave era quien firmaba los créditos, el pago de los préstamos puede ser exigido. Si algún préstamo al negocio ha sido garantizado por uno o más de los ejecutivos de la compañía, algunos documentos permiten a los acreedores exigir el pago de la deuda tras la muerte de un firmante. Esto puede ser muy dañino para un negocio que ya estaría sufriendo la pérdida de un miembro esencial del equipo directivo o gerencial.

Los negocios se aseguran contra la pérdida de activos (traslado del riesgo) y la misma técnica es apropiada para la pérdida de personas clave. La diferencia es que los activos se aseguran por daños (robos, incendios, catástrofes naturales, etc.) mientras que las “personas clave” un día morirán, podrían incapacitarse definitivamente, retirarse (aunque existen otros factores lo más común es por su edad), terminar su contrato o sencillamente renunciar.

SEGURO “HOMBRE CLAVE”

En el caso de un seguro para “personal clave”, están dirigidos a las personas morales, siendo éstas las contratantes y beneficiarias ya que no es posible para una persona física el adquirir un seguro donde el riesgo que se ampare sea la baja o disminución en su propia productividad, con motivo de su fallecimiento o incapacidad (derivada de alguna enfermedad o imprevisto). No tendría ningún sentido, a menos que la persona física sea el dueño de la empresa, y a través de esta última adquiera un seguro de Hombre Clave.

Como ya se mencionó anteriormente prescindir de una persona clave por las razones que sean, muy comúnmente tendrá efectos devastadores en el futuro del negocio. Para protegerse de estas pérdidas repentinas, muchos negocios ya están adquiriendo pólizas de vida para ciertos empleados clave. Además del beneficio implícito del seguro (que eventualmente podría funcionar), existen beneficios fiscales derivados del pago de las primas, dependiendo del caso particular y del estricto apego a las disposiciones fiscales como describiré más adelante.

Share this post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *